Incentivos fiscales para rodajes nacionales en España

Los incentivos fiscales para rodajes nacionales, en España son: Las producciones españolas y coproducciones pueden acceder a deducciones fiscales. Tales como sobre el Impuesto de Sociedades. Para ello, necesitan obtener los certificados de nacionalidad española y de interés cultural. Así, estos certificados se emiten por el ICAA. Además, los citados, deben haber depositado una copia en la Filmoteca Española. También, se acepta el depósito en una filmoteca oficialmente reconocida de una Comunidad Autónoma.

El equipo de Cartagena Film Office está encantado de atenderte y asesorarte sobre estos incentivos. Y, también, sobre otras cuestiones legales para rodar en Cartagena.

Incentivos fiscales para rodajes nacionales: RÉGIMEN COMÚN

(Excepto Canarias, Navarra y País Vasco)

La ley que actualmente regula los incentivos fiscales para rodajes nacionales: Artículo 36.1. Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades.

Deducción por inversiones en producciones cinematográficas, series audiovisuales y espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales. 

Así, esta ley se puede modificar cada año. Por lo que conviene informarse de los aspectos modificados.

Incentivos fiscales para rodajes nacionales: Resumen del artículo

¿Quiénes se pueden beneficiar?

  • Las inversiones en producciones cinematográficas y audiovisuales españolas. En consecuencia, se realizan haitualmente mediante una Agrupación de Interés Económico (AIE). Para lo que se constituye como productora de la película. Estas inversiones tienen una deducción fiscal del 25% del primer millón de euros. Sobre la base de la deducción. Y del 20%, si supera esa cantidad. Hasta un máximo de 3 millones de euros por producción.

¿Cómo se calcula?

  • La base de la deducción es igual al coste total de producción. Más el coste de copias, publicidad y promoción. Así, tiene que estar financiado por el productor (con un límite del 40% de los costes de producción).

Requisitos de los incentivos fiscales para rodajes nacionales

  • Establece un requisito territorial: el 50% de la base de la deducción, debe corresponder a costes ocasionados en territorio español.
  • También dispone, expresamente: La cuantía de todos los incentivos fiscales recibidos no podrá exceder del 50% del coste de producción.
  • En el supuesto de una coproducción. Los importes se determinarán, para cada coproductor, en función de su respectivo porcentaje de participación.

¿Cómo tramitarlos?

  • Primeramente, se ha obtenido el certificado de nacionalidad de la película. También, se deben de cumplir el resto de requisitos solicitados. Entonces, se pueden gestionar las deducciones fiscales. Las cuáles se tramitarán en el mes de julio del año siguiente del cierre de la producción.

Recomendaciones y observaciones

Existen detalles en la ley que aquí no se exponen. Por eso, recomendamos leer el artículo 36.1 íntegro. Así como, las respuestas realizadas por la Agencia Tributaria a las consultas vinculantes ya realizadas.

(algunos aspectos están recogidos en el apartado Preguntas frecuentes.)

Coproducciones Internacionales

Las coproducciones internacionales regidas por convenios internacionales, pueden considerarse nacionales. Así pueden beneficiarse de Deducciones fiscales por inversión en producciones cinematográficas y audiovisuales. Además de poder optar a las ayudas económicas del ICAA para la creación, producción y promoción.

Puedes encontrar mas información en el siguiente enlace: acuerdos-de-coproduccion

Consultas vinculantes

Las consultas vinculantes son escritos, mediante los cuales, cualquier obligado tributario puede dirigirse a la Administración. Y así preguntar acerca de la interpretación y aplicación de las normas.

Por ello, cualquier producción puede solicitar a la Agencia Tributaria. Mediante preguntas concretas acerca de las dudas sobre la aplicación del incentivo fiscal. 

La Agencia Tributaria garantiza que la respuesta ofrecida es la única interpretación posible de la norma.

Estas consultas vinculantes: ofrecen seguridad jurídica al contribuyente. Porque no se puede contradecir lo dispuesto en ellas.